Trending News
Spin4Play
¿Eres fan de 'Avatar: La Leyenda de Aang'? Descubre si recuerdas todos estos chistes de Toph.

Los mejores chistes de Toph en ‘Avatar: La Leyenda de Aang’

Avatar: La Leyenda de Aang es una de las series animadas más famosas de los últimos tiempos. La serie se emitió originalmente en Nickelodeon entre 2005 y 2008. A pesar de que han pasado más de diez años desde su última emisión, la serie sigue siendo vista por miles de fanáticos alrededor del mundo. 

La serie está centrada en Aang, quien, junto con sus amigos debe salvar al mundo derrotando al Señor del Fuego y así poner fin a la destructiva guerra orquestada por la Nación del Fuego. Aunque la serie está llena de acción y emociones, su gran atractivo es su sentido del humor. 

Uno de los personajes que más risas nos ha dado es Toph, una poderosa Maestra Tierra de 12 años que además es ciega. Sin embargo, no debemos dejarnos llevar por las apariencias, ya que tiene una gran actitud y confianza en sí misma, lo que le permite hacer bromas constantes sobre su condición. Aquí te dejamos los mejores chistes de este personaje. 

“Si quieres deja que me ahogue”

En uno de los episodios Toph cae al agua y como no sabe nadar, corría el peligro de ahogarse. Sin embargo, es rescatada a tiempo y ella cree que se trata de Sokka, así que como agradecimiento le da un beso en la mejilla. La magia termina cuando Suki le dice que fue ella y no Sokka quien la salvó. Toph decepcionada – y muy avergonzada – le responde: “Oh bueno, si quieres deja que me ahogue”. 

 

“Ahí está”

Cuando los miembros del equipo deciden tomar unas mini vacaciones, Sokka elige ir a buscar una biblioteca que se encuentra perdida en medio del desierto, ya que le han dicho que es uno de los lugares más valiosos en todo el mundo y él cree que podrían encontrar información sobre la Nación del Fuego. 

El equipo Avatar decide ir a buscar la biblioteca montado en Appa. Sin embargo, la búsqueda no es nada fácil por lo que después de varias horas de búsqueda todos están ya muy cansados. 

En un momento Toph grita: “Ahí está”, haciendo que todos volteen a ver con emoción, pero muy pronto se dan cuenta que Toph está jugando con ellos y agita su mano frente a sus ojos para enfatizar su ceguera, y agrega: “Esa será mi sensación cuando ustedes la vean”. 

“He tenido libros en mis manos, pero como ya sabrás, los libros no se leen solos”

Una vez que encuentran la biblioteca, Toph decide no entrar, por lo que Katara le pregunta si tiene algo en contra de los libros. Toph le responde con su peculiar ironía que ella no es capaz de leer libros. Katara se da cuenta de lo absurdo de su comentario y no le queda más que disculparse apenada. 

“Acaso no ves por dónde. . .”

Aunque Toph utiliza sus pies para “ver” a través de las vibraciones de la tierra, no siempre le resultaba fácil hacerlo. Cuando quedan varados en el desierto, Toph menciona en varias ocasiones que la arena hacía que todo se viera borroso para ella, lo que hace que tropiece accidentalmente con Sokka. 

Fastidiado por la sed y el calor, Sokka da la vuelta muy molesto y le reclama a Toph por no fijarse por dónde camina, a lo que Toph responde con un rotundo: “No”. Muy mal Sokka. 

“¡No! ¡Qué pesadilla!”

En un momento de peligro, Toph decide abrir un agujero en la tierra para poner a todos a salvo y lo cierra detrás de ella. Una vez adentro Sokka dice: “Está muy oscuro aquí adentro, no veo nada de nada”, a lo que Toph le responde: “¡No! ¡Qué pesadilla!”.

“Para mí se ve igual que Appa”

Cuando la pandilla está en busca de Appa y van a Ba Sing Se con la intención de rescatarlo, se dan cuenta que será mucho más difícil de lo que pensaban. Sokka decide hacer unos dibujos de Appa para colgarlos por toda la ciudad, pero Aang y Katara le dicen que su diseño no es muy bueno. 

Sokka se entristece de los comentarios de sus compañeros porque estuvo trabajando todo el día en su diseño. Toph le dice que ella cree que sí se parece a Appa, por lo que Sokka se pone muy feliz y le agradeció, pero muy pronto se da cuenta que Toph se está burlando de él porque ella no es capaz de ver el dibujo, y le pregunta: “¿Eres feliz haciéndome eso?”

“Sí, no es la primera vez que no veo algo tan asombroso”

Una noche, los miembros del equipo están descansando y disfrutando de una lluvia de estrellas. Todos están fascinados por el espectáculo y Sokka se pone filosófico preguntando: “¿No les hace pensar en lo insignificantes que somos?”, a lo que Toph responde: “Sí, no es la primera vez que no veo algo tan asombroso”. 

“Es una gran idea, que la niña ciega dirija una nave gigante”

Cuando el equipo Avatar se apodera de una nave de la Nación del Fuego, Sokka dice: “Buen trabajo, Toph. Hora de controlar la nave. . . Toma el timón”; a lo que Toph responde: “Es una gran idea, que la niña ciega dirija una nave gigante”. Sin embargo, en esta ocasión no fue Sokka quien cometió un error, ya que él se refería a que fuera Suki quien dirigiera la nave. 

“Ya vi suficiente Ba Sing Se, ¡y ni siquiera puedo ver!”

Una vez que han logrado rescatar a Appa, el equipo Avatar se debate entre quedarse o abandonar la capital del Reino Tierra, a lo que Toph deja en claro que ya ha visto suficiente de la ciudad, por su puesto, con su característico tono irónico.

Share via:
Partner:
AmoMama
No Comments

Leave a Comment